OBJETIVOS

El propósito principal de AIAPE es conectar los conocimientos generados en el mundo académico con la práctica profesional en entornos educativos. Para ello, hemos centrado nuestro trabajo en cuatro competencias diferentes (la lectura, la comprensión del texto y del discurso, el cálculo y la resolución de problemas), y en tres tipos de prácticas profesionales: la de profesores, la de asesores psicopedagógicos y la de logopedas.

En concreto, hemos estudiado en qué consisten y cómo adquieren los aprendices estas competencias y hemos analizado el quehacer profesional de los logopedas cuando ayudan a alumnos con dificultades en el aprendizaje; de los profesores cuando promueven el aprendizaje (ya sea por medio de un texto, de sus propias explicaciones o durante la resolución de problemas matemáticos); y de los asesores psicopedagógicos en su labor de colaboración con el profesorado.

Esta mirada convergente a aprendices, logopedas, profesores y asesores nos ha permitido, en primer lugar, describir y volver inteligible la práctica cotidiana en el mundo educativo. De esta manera, es posible identificar recursos empleados por los profesionales del mundo de la educación y ponerlos ulteriormente a prueba de forma experimental. En segundo lugar, una vez analizada la práctica profesional y teniendo también en cuenta la naturaleza y el desarrollo de las competencias que se quieren promover, es posible buscar un continuo entre lo que los profesionales hacen en su práctica cotidiana y lo que podrían llegar a hacer atendiendo a los conocimientos académicos.